Sumac sonqo

 

Pérez Soriano, Esther

     
 

Originario de la familia de las lenguas quechuas, sumaq sonqo significa algo parecido a “buen corazón”, aunque la traducción nunca es unívoca. Esta obra está inspirada en los niños, mujeres y buenas personas que convergen en el Proyecto Vivir, con los que tuve la oportunidad de compartir algunas vivencias allá por los meses de diciembre y enero de 2017-18. Muchas de las melodías, giros melódicos y ritmos que tienen lugar en esta pequeña obra evocan, o tratan de evocar, la bonita manera en que allí conviven diferentes culturas.

Dividida en tres partes, la primera de ellas representaría la acogida, el recibimiento del “otro”. La parte central vendría a ser la indagación en esa nueva cultura, esa nueva forma de vivir que se nos presenta: el descubrimiento. La tercera parte vuelve al tema principal, que fue presentado en la primera parte. Sin embargo, ese tema ya no es el mismo, ha cambiado de tonalidad, al igual que nosotros cambiamos: transitamos constantemente un camino que nos enriquece gracias a la compañía de los demás.

Enlace de descarga:

Descárgarte la obra desde aquí (para ello debes estar registrado gratuitamente en esta web desde este formulario)